7 trucos para arreglar

problemas de sonido

A veces, nuestra concentración en los parámetros del plano y la ejecución de la acción juega malas pasadas. El motor de un avión que pasaba fortuitamente por la zona puede estropear la toma de sonido. Un aire acondicionado demasiado ruidoso acarrea problemas. Un micrófono de corbata golpeando la ropa puede hacer inservible toda nuestra pista de audio.

Muchas veces estos problemas no tienen mayor solución que volver a registrar el audio, pero existen trucos que podemos llevar a cabo, a posteriori, para mejorar nuestra toma de sonido.

Cada programa de edición de vídeo profesional tiene sus herramientas de sonido. Es por ello que no abordaremos este artículo explicando cada herramienta en concreto. Es mejor entender el proceso técnico y buscar la herramienta adecuada para el mismo.

Si has leído nuestro artículo sobre micrófonos, no te costará entender los trucos que enumeramos a continuación.

1.- Reducir frecuencias graves

Existen zumbidos incómodos producidos, por ejemplo, por el viento, aires acondicionados encendidos o cámaras frigoríficas. Para atenuar estos ruidos monótonos existen filtros de paso alto (highpass) que reducen las resonancias de baja frecuencia. No eliminan estas frecuencias. Bajan su amplitud y, por lo tanto, su volumen.

2.- Reducir frecuencias agudas

También existen filtros de paso bajo (lowpass) para frecuencias más agudas. Con ellas podremos atenuar el efecto de las voces sibilantes o zumbidos agudos de algunos aparatos electrónicos.

3.- Reducir frecuencias específicas

Mediante filtros de octava podemos reducir segmentos de frecuencias específicas. Si conocemos la frecuencia del sonido que nos estorba, podemos atenuarlo mediante este filtro. Hay que ser cuidadosos para no afectar otras partes del espectro sonoro.

7 trucos para arreglar problemas de sonido

4.- Reducir golpes

Golpes involuntarios, objetos que se caen, sonidos momentáneos que resultan incómodos para la narración,… Este tipo de interferencias se aminoran mediante la utilización de filtros de muesca. Estos filtros reducen puntos concretos de la onda sonora.

5.- Reducir el sonido de estudio

Para dar la impresión de que un sonido ha sido captado en exteriores, basta con atenuar las frecuencias extremas (graves y agudos). Nos podremos valer de ecualizadores. Si necesitásemos generar una acústica coherente a un interior espacioso, sólo atenuaríamos los graves.

6.- Alejar un personaje

En nuestra imagen tenemos un personaje cerca y otro lejos pero sus audios han sido registrados de igual manera. Si queremos hacer una distinción de profundidad, no sólo nos sirve bajar el volumen del personaje lejano. Ampliar levemente la reverberación de su voz ayudará a crear este efecto. La reverberación consiste en el fenómeno producido por la reflexión del sonido que produce una ligera permanencia del sonido una vez la fuente original ha dejado de emitirlo.

7.- Igualar fuentes de audio

Cuando una grabación se ha producido en distintos espacios físicos o con distintos sistemas de captación, se aprecia cambio sonoro entre ambas fuentes. Para igualar ambas fuentes, deberemos alterar la respuesta a sus frecuencias.

Sobre el autor:

En esunvideo.com hablamos sobre la edición de video profesional. Repasamos las últimas noticias sobre sistemas de edición, cámaras de vídeo, formatos de grabación, festivales, tendencias artísticas, etcétera. Vive el mundo audiovisual con esunvideo.com