El cine más rápido que nunca

La nueva película de Ang Lee

Ang Lee, director de reconocidas películas como Comer, beber, amar, Tigre y dragón, Brokeback Mountain o La vida de Pi, va a exhibir su último filme en 4K, 3D y 120 fotogramas por segundo, la velocidad de proyección más rápida de la historia del cine.

Sólo cinco ciudades dispondrán de salas de cine preparadas para este avance técnico con el proyector 3D Christie Mirage: Nueva York, Taipéi, Pekín, Shangái y Los Ángeles. Las demás salas exhibirán Billy Lynn’s Long Half Time Walk, que así se titula la película, a la velocidad que soporten sus proyectores (por defecto, al estándar de 24fps).

 

Los monitores de rodaje solo pueden mostrar un máximo de 60 fotogramas por segundo así que no siempre sabía exactamente el resultado de lo que estaba haciendo. Pero soy una persona muy afortunada porque a mi edad aún me pagan por aprender.
Ang LeeAng Lee, Director de Billy Lynn’s Long Half Time Walk

Un poco de historia

La velocidad de fotogramas consiste en el refresco de imágenes fijas que componen el movimiento cinematográfico. El estándar se estableció, con la llegada del sonido, en 24 fotogramas por segundo, es decir, 24 fotografías fijas para componer cada segundo de video. La aparición del digital amplió las velocidades así como las posibilidades de entrelazado.

Es sabido que los 24 fotogramas por segundo se quedan algo cortos a la hora de hacer filmes en 3D. Los movimientos rápidos de cámara no son bien retratados con esta velocidad. El parpadeo es irremediable. Por ello, la industria intenta ampliar la cadencia de imágenes, pero el ojo del espectador está demasiado acostumbrado a la ilusoria realidad del parpadeo. La televisión, en cambio, si trabaja en velocidades superiores. Esta es la razón por la cual los experimentos a velocidades mayores a los 24fps son, en ocasiones, fallidos.

El error de Peter Jackson

En 2012, Peter Jackson, con cámaras Red Epic, revolucionó la industria retratando a Gandalf y sus acólitos en 48 fps (HFR – High Frame Rate), algo que fue muy criticado y nada apreciado por el público que esperaban una digna precuela de El señor de los anillos basada en la novela El hobbit.

Jackson buscaba mejorar el movimiento de sus escenas en 3D, pero lo que logró fue un excesivo realismo que producía una sensación irreal ¿Cómo? ¿Realismo irreal? Sí, generaba una textura tan realista que se alejaba de la magia cinematográfica y, por lo tanto, alejaba al espectador del mundo fantástico en el que debía sumergirse. En cambio, Billy Lynn’s Long Half Time Walk se trata de una película bélica y puede que una textura más televisiva funcione en su trama.

Billy Lynn’s Long Half Time Walk se empezó a editar a 60fps hasta que Tim Squyres, montador de este filme y otros títulos como Sentido y sensibilidad, Syriana o La vida de Pi, y Ang Lee descubrieron un nuevo proyector de la marca Mirage que permitía proyectar a 120fps. La película llegará a los cines el 11 de noviembre de 2016.

Sobre el autor:

En esunvideo.com hablamos sobre la edición de video profesional. Repasamos las últimas noticias sobre sistemas de edición, cámaras de vídeo, formatos de grabación, festivales, tendencias artísticas, etcétera. Vive el mundo audiovisual con esunvideo.com